Si proteges el arrecife, este te podrá seguir protegiendo.
Placeholder image Placeholder image

Arrecifes Pro Ciudad, Inc.

Y la propuesta comunitaria de conservación.

Colocación y Mantenimiento de Boyas

2014

COLOCACIÓN DE BOYAS

Placeholder image

El trabajo de colocación de boyas se hizo bajo la dirección de Robert Matos Morales, DRNA y miembro fundador de la Reserva Marina.

Se escogió este tipo de boya “Torpedo” por ser una que ofrece menos resistencia a las marejadas y de fácil identificación.

Placeholder image

Nilda Jiménez – DRNA, colaboró con las tareas de marcar coordenadas y la preparación de la solicitud de permisos para la solicitud de permisos de las agencias federales.

Placeholder image

Con el personal de la Oficina del Comisionado de Navegación del DRNA se instalaron las boyas.

Placeholder image  Placeholder image 

2015

MANTENIMIENTO DE BOYAS

Los trabajos dirigidos por Robert Matos Morales, DRNA y miembro fundador de la Reserva Marina.

A las boyas hay que darles mantenimiento, limpiarlas periódicamente pero además de eso las boyas instaladas han sido vandalizadas. Durante el año estuvimos informando a través de nuestra página en Facebook de personas que no quieren aceptar que el perímetro de la Reserva Marina esté libre de embarcaciones de motor. Cada una de estas boyas tiene un costo de $250.00. La Junta de Manejo no cuenta con embarcación por lo que tenemos que hacer estas labores a nado, en kayak o que nos presten una embarcación. Los trabajos de mantenimiento rutinario se lograron reinstalar 6 boyas y no se pudieron concluir los trabajos por mal tiempo y falta de embarcación.

Placeholder image Placeholder image Placeholder image Placeholder image

2016

El propósito de mantener las embarcaciones de motor fuera del área de la Reserva Marina es para proteger las personas que hacen snorkeling, surfing, natación y las especies que habitan en el arrecife como los manatíes, tortugas marinas y corales. Por eso se designa área marina protegida.

Placeholder image Placeholder image Placeholder image Placeholder image

Los trabajos dirigidos por Robert Matos Morales, DRNA y miembro fundador de la reserva marina.

A las 18 boyas instaladas hay que darles mantenimiento, limpiarlas periódicamente pero además de eso han sido vandalizadas. Durante el año estuvimos informando a través de nuestra página en Facebook de personas que no quieren aceptar que el perímetro de la reserva marina esté libre de embarcaciones de motor.

Se re-instalaron 5 boyas en la línea norte y en menos de una semana las habían vandalizado. Cada una de estas boyas tiene un costo para todos nosotros de $260.00, más las labores de re-instalación.

Placeholder image Placeholder image Placeholder image Placeholder image

2017

Mantenimiento y remplazo de boyas de demarcación en el perímetro de la Reserva Marina y en el canal de la Isla Verde.

Placeholder image Placeholder image Placeholder image Placeholder image Placeholder image

Las 15 boyas que se instalaron en el 2014 han sido vandalizadas seguramente por los que han sido multados. Cada boya nos cuesta a todos(as) $250.00 más los materiales y horas de trabajo.

Placeholder image Placeholder image Placeholder image

2018

Mantenimiento y remplazo de boyas de demarcación en el perímetro de la Reserva Marina para evitar esto.

Placeholder image Placeholder image Placeholder image Placeholder image

¡PARA TRATAR DE EVITAR ESTO!

Por eso tenemos que colocar las boyas, vigilar que no se metan. La vigilancia estos últimos 4 años ha sido limitada ya que ni el DRNA ni el Municipio de Carolina tiene embarcaciones para ayudarnos.

Placeholder image Placeholder image

(22 de agosto de 2018)

2019

La instalación y el mantenimiento de las boyas en el mar son de las labores más complicadas que tenemos que realizar. Para empeorar la situación la embarcación que habíamos adquirido para la instalación y mantenimiento de boyas, el DRNA se la llevó para otro lugar y desapareció.

Luego de obtener el permiso del US Army Corps of Engineers, gestión realizada por Nilda Jiménez, se instalaron las boyas bajo la dirección de Robert Matos ambas personas biólogos del DRNA.

Placeholder image Placeholder image Placeholder image Placeholder image

En el 2014 comenzamos instalando 15 boyas tipo torpedo alrededor del perímetro.

Agradecemos a Kenny Pastor por prestarnos la embarcación. Se instalaron letreros en las rampas de acceso de la zona para que los operadores de embarcaciones de motor supieran del área marina protegida designada por la Ley 274 y la Ley de Navegación 430 Artículo 7 y Reglamento de Embarcaciones 6979 -Artículo 24. En esta taréa nos ayudó Damaris Delgado del DRNA.

El vandalismo no tardó en llegar porque los operadores de jet skis que recibían la infracción ($250.) se vengaban rompiendo las boyas. En los años 2014 y 2015 la Policía Municipal de Carolina y su Unidad Marítima nos ayudaban en la vigilancia efectiva.

A finales del 2015 las embarcaciones del Municipio de Carolina se dañaron y la vigilancia que nos ofrecían dentro de un Acuerdo Colaborativo firmado en el 2014 se desvaneció y con los recortes del gobierno estatal el DRNA no puede efectuar la vigilancia necesaria. Todo lo que habíamos logrado en el 2014 y 2015 se perdió.

Ante esta situación la Junta de Manejo decidió comenzar el programa de los Vigilantes del Arrecife, activando voluntarios(as) y utilizando la fotografía como herramienta para realizar las denuncias y ante la falta de vigilancia estatal y municipal, la única opción que nos quedaba eran las denuncias fotográficas.

Tras tres años de estarle solicitando al DRNA que nos informara si las denuncias que les estábamos enviando se estaban procesando y no recibir contestación, al fin este año la Lic. Mildred Sotomayor nos ayudó y organizó una reunión con personal del departamento para coordinar la instalación de las nuevas boyas de demarcación para la reserva marina. Agradecemos al Tnte. Ángel Cruz, Nilda Jiménez, Peréz Prado, Paola Quiñones y Carlos Diez por asistir a las reuniones con el propósito de re instalar las boyas.

Placeholder image Placeholder image

Por otro lado la Lic. Sotomayor nos informó que las denuncias fotográficas no eran válidas al no haber un agente del gobierno realizando la denuncia. Así las cosas las áreas protegidas están a la merced de que el gobierno las pueda proteger, son los únicos que pueden denunciar. Esperamos que cumplan el compromiso de vigilar.


Placeholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder imagePlaceholder image